Encuentra el mejor tarot bueno y fiable cerca de ti

El universo está formado por energía, la energía provoca cambios en las líneas que crean los caminos de la vida y esos caminos nos conducen a destinos determinados. Encontrar el mejor camino, saber identificar el influjo de energía más adecuado en cada caso no es siempre una tarea sencilla.

 

Muchas veces nos encontramos ante situaciones que nos causan inquietud, que nos perturban, que nos hacen dudar hacia dónde dirigirnos. Es precisamente en esos instantes en los que el juicio se nos nubla un poco en los que hace falta recurrir a artes ancestrales que puedan transmitirnos su sabiduría.

 

Me llamo Aura y soy vidente de nacimiento. Los tarotistas hemos empleado las cartas del tarot durante cientos de años como medio de traducción de los mensajes que el universo transmite a todo aquel que quiera conocer un poco más de su futuro. Unas imágenes en unas cartas son el medio por el cual las tarotistas podemos hacerte ver qué hacer ante una situación complicada o controvertida.

 

Hoy día, yo misma recurro a este arte ancestral cuando siento ansiedad ante una determinada situación y te invito a que hagas lo mismo. Las cartas del tarot te sorprenderán. Si nunca has utilizado esta potente arma de adivinación no sabrás hasta qué punto pueden resultar certeras.

 

Si te animas a conocer un poco más de ti misma, de tu destino, de tu futuro, de tu presente y de tu pasado, te espero para darte lo mejor de mí, la videncia.

Características de una buena tarotista

 

Seguramente ahora mismo estás pensando “eso lo dicen todos los videntes, pero ¿cómo puede fiarme de lo que dice Aura?”. Lo entiendo, yo también me mostraría escéptica si alguien me contara que es vidente y que puede ayudarme, necesitaría pruebas para creer sus palabras.

 

Te voy a dar unos consejos para que puedas distinguir una buena tarotista.

Profesionalidad en todos los aspectos

 

La televisión y las películas han creado una imagen un tanto distorsionada de lo que es mi trabajo y el trabajo de las videntes en general. Normalmente podemos ver a estas videntes sentadas en una mesa redonda, generalmente con una tela roja cubriéndola y una bola de cristal en el centro. La vidente, sentada en una silla, con un gorro un tanto extravagante en la cabeza y una baraja de cartas en la mano. Muchos anillos decorando sus dedos y velas iluminando el ambiente. Carta tras carta la vidente va leyendo lo que significan las imágenes que aparecen y una música un tanto tétrica acompaña cada palabra negativa que pronuncia. Nada más lejos de la realidad.

 

Cuando decidí poner mi videncia al servicio de los demás para que ellos también pudiesen beneficiarse de ese don no tenía intención de convertir una habitación de mi casa en una habitación de los horrores como las que vemos en las películas. Con disponer de un lugar tranquilo y acogedor es suficiente.

 

Como tarotista necesito mantener mi mente abierta, no necesito distracciones y recomiendo a las personas que acuden a mí lo mismo, que se coloquen en un lugar que les transmita tranquilidad y que les permita concentrarse totalmente en la pregunta que quieren hacer.

 

Ese es uno de los rasgos que te permitirán distinguir un tarot bueno y fiable de la mano de una profesional experimentada como es mi caso. Para poder leerte las cartas necesito conectar contigo, necesito que tu mente y la mía entren en consonancia y que tus vibraciones sean capaces de llegar hasta mí. Para ello, el ambiente en el que nos encontremos es fundamental para que yo pueda centrarme solamente en ti y tú solamente en mí.

 

Si cuando quieres hacer una consulta de tarot no se te aconseja que despejes la mente, que te sitúes en un lugar que sea agradable y confortable para ti, que te transmita la tranquilidad suficiente como para que puedas concentrarte al máximo, quizá no deberías depositar tu confianza en esa persona.

 

Yo soy vidente de nacimiento y como tal soy capaz de realizar lecturas psíquicas, por lo que puedo llegar a acceder a cierta información que de otra manera no es posible, pero para poder hacerlo necesito que tu mente se encuentre lo más receptiva posible. Para que no pierdas la perspectiva y no se te pierda ningún detalle de nuestra conversación te aconsejo que tomes notas durante la sesión. Todo lo que te diga quedará reflejado en esas notas y podrás consultarlas cuando lo necesites, para que compruebes la efectividad de mis consultas en todo momento.

Saber decir no cuando sea necesario

 

La videncia es un don y como don que es requiere de unas características especiales. Cuando una persona acude a la consulta de una vidente espera que ese vidente sea capaz de tratar sus problemas con profesionalidad, que le pueda guiar en ese momento de duda en su vida. No siempre es fácil conectar con la persona que acude a una consulta, por diversos motivos. Quizá la persona no sabe cómo expresar correctamente sus dudas y acaba transmitiendo mensajes erróneos, quizá no es posible una conexión entre las energías del consultante y el tarotista.

 

En estas ocasiones en las que el universo se niega a ofrecer una lectura porque o bien el consultante ya conoce la respuesta, aunque se niegue a creerla, o bien no resultan compatibles consultante y vidente, el vidente debe demostrar que sabe desempeñar su trabajo con sus pros y sus contras.

 

En esta situación pueden ocurrir dos cosas, que el vidente inicie una segunda lectura o que te indique que no puede leerte el futuro y te devuelva el dinero. Puede que el consultante esté destinado a ser tratado por otro profesional con el que consiga una conexión mayor ya que todos los videntes tenemos diferentes áreas de experiencia y especialización y en ocasiones es necesario llegar a la persona adecuada. El tarot bueno y fiable es aquel que viene de la mano de un vidente capaz de decir que no cuando debe decirlo. El vidente debe reconocer cuando no se producen las condiciones adecuadas para desarrollar su labor de forma adecuada. De nada sirve repetir la lectura una y otra vez si el universo no considera que la conexión con esa persona es propicia para que pueda interpretar sus señales correctamente.

 

Si decides convertirte en parte de las personas que han depositado su confianza en mí, ten por seguro que siempre seré franca contigo. Si en algún momento el universo no está lo suficientemente receptivo, te lo haré saber para que podamos decidir cuál es el mejor camino en ese momento.

No debe juzgarte

 

Los videntes nos convertimos en confidentes. Cuando una persona se encuentra en una situación que le produce una cierta desazón, que le atormenta, por lo general suele ser una situación en la que no se siente muy cómoda y que le da cierta vergüenza hablar de ella.

 

Por ejemplo, si una persona ha perdido el trabajo y como consecuencia de la incertidumbre de si encontrará otro trabajo pronto comienza a beber alejándose de su familia perdiendo lo que más le importaba, cuando se describe esta situación a una vidente, esta no debe dar su opinión en ningún momento.

 

Como videntes, como personas que debemos apoyar en todo momento a la persona que nos llama, no juzgamos, solamente estamos ahí para responder interrogantes que se plantean en tu vida. Conmigo puedes hablar con total libertad de cualquier cosa, estoy aquí para escucharte, para ser una amiga en la que confiar y con la que hablar siempre que lo necesites, con la ventaja de que puedo darte ciertas directrices para tu vida gracias al don de videncia que poseo a través del tarot.

 

Las buenas tarotistas brindamos consultas reconfortantes. Es maravilloso cuando al terminar una sesión noto que la persona que ha acudido a mí posee en su interior un mayor número de recursos de los que creía, que cuenta con mi apoyo y eso le hace sentirse mucho más valida y fuerte. Como vidente de nacimiento que soy puedo identificar tus fortalezas internas, puedo mostrarte tus puntos de apoyo, tus guías espirituales, puedo ofrecerte la orientación que necesitas sin que sientas en ningún momento que estás siendo juzgado.

 

Una lectura de tarot resulta más útil cuando consigo arrojar luz sobre el talento natural y las habilidades de las personas que me consultan. Cada llamada debe servir para alcanzar un beneficio importante.

 

Otro punto que permite identificar una vidente buena y fiable es que no trate de cambiar tu forma de pensar. Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias creencias y nuestra forma de enfocar la vida. A través de mis cartas del tarot te dará directrices y consejos para que vayas afrontando ciertas decisiones en cada momento, pero para nada trataré de que cambies la manera en la que tú afrontas normalmente ciertas situaciones en tu vida, no cambiaré tus creencias. Tú eres tú, con tu esencia y tu forma de ser y así debe ser siempre. Conmigo puedes contar sabiendo que profeso un total respeto por tu persona y tus creencias.

Esperanza para el futuro

 

Un sinónimo de buena profesional es conseguir infundir en el consultante entusiasmo y positivismo para el futuro. No te voy a contar lo que quieres oír, porque la honestidad también es parte de mi trabajo, pero trataré de hacerte ver las cosas tal como son de la mejor manera posible.

 

A través de la conexión especial que desarrollo con las personas que me consultan las conozco cada vez un poco mejor de manera que se cómo encajarás mejor una noticia que no sea demasiado positiva. La vida está llena de cosas un poco desagradables, por desgracia, y repetírtelas puede hacer que tu autoestima se resienta. El tarot me revelará los puntos más delicados de tu consulta, y yo te los haré saber, por supuesto, pero siempre intentando encontrar la solución a cada problema.

 

Ese toque personal, esa manera de hacerme partícipe de cada consulta de una forma única solamente es posible si consigo conectar con mis consultantes. Mediante esa conexión descubriré tus fortalezas y recursos y los potenciaré con mis consejos consiguiendo que la vida te parezca un poco más fácil.

 

Cuando una vidente sabe cómo ayudarte sabe cómo utilizar su don para que tú puedas tener la fortaleza de afrontar casi cualquier cosa. Déjame conocerte un poco más, déjame que conecte contigo y verás como notarás el cambio.

Presta atención a sus palabras

 

Vamos a evaluar un poco todo el tema del que estamos hablando. Quieres conocer un poco más de tu futuro y te interesa descubrir lo que el tarot puede aportarte, ¿te has dado cuenta la cantidad de libros que hay para poder leerte el tarot tú mismo? Seguro que sí, entonces ¿qué diferencia una buena tarotista de una que solamente ha leído un libro? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla, la videncia.

 

Las cartas del tarot tienen un significado concreto, sí. Cada carta tiene una figura representada y cada una indica un suceso relacionado con el amor, el trabajo, la salud o la familia. Decir lo que indica una carta es sencillo, basta con leer lo que significa la carta del colgado, por ejemplo, cuando aparece al derecho o al revés. Las buenas tarotistas son aquellas que van más allá. Son aquellas que interpretamos las cartas, no leemos su significado.

 

Una carta tiene un significado diferente en función de su posición en la tirada, de las cartas que tiene alrededor, de si está al derecho o al revés. Todos esos significados no se pueden leer en un libro. Es más, además de conocer todos esos significados yo como tarotista puedo entender perfectamente qué está indicando una carta en el contexto de una consulta, de una forma totalmente personalizada.

Honestidad, ante todo

 

Una vidente de verdad siempre dice la verdad. A veces mi trabajo resulta un poco complicado ya que sabes que la persona que ha acudido a ti espera una respuesta determinada, pero el universo envía un mensaje diferente. Como profesional honesta que soy debo darle el mensaje tal cual es.

 

Un detalle que te permitirá descubrir a las videntes de verdad es que no tratan de infundir miedo en sus consultas para incentivar a que la persona que ha consultado con ellas vuelva a llamarles. Los mensajes recibidos deben transmitirse como son, sin crear expectativas en beneficio propio.

 

La videncia y el tarot son herramientas para ayudar a las personas, son el don que la naturaleza me ha otorgado para hacer la vida un poco más fácil a las personas que lo necesiten. No es un juego y la honestidad forma parte de mi forma de trabajar como descubrirás si decides conocerme un poco mejor.

 

Tener una tarotista de confianza es tener un tesoro, es disponer de la sabiduría del universo a través de una persona que es capaz de interpretar correctamente las cartas del tarot, enfocando cada problema desde un punto de vista universal. Una conexión especial, un enfoque a cada situación de tu vida y una amiga incondicional, eso es lo que yo, Aura, vidente profesional, puedo ofrecerte. No lo pienses más, el universo tiene un mensaje para ti y yo estoy esperándote para transmitírtelo.